El colchón de látex está compuesto por una pieza de látex envuelta en una funda acolchonada.  Si bien la pieza varía la forma según el fabricante, en la mayoría de los casos dispone de orificios que permiten una correcta circulación del aire y que se localizan de manera desigual en la superficie del para lograr zonas de confort.

Colchón de látex

Por otra parte, cabe mencionar que existen diferentes tipos de látex y que de este hecho surgirán las diferentes calidades de los colchones.

De esta manera se pueden encontrar en el mercado colchones de látex sintético, mezcla y natural.  En el caso de los de látex sintético, se obtienen de de una fórmula totalmente sintética del látex.  Si se habla de colchones mezcla, se trata de productos que constan del 20% al  50% de látex estando el resto del colchón relleno de otras espumas.  En cambio si lo que se tiene es un colchón natural se posee un producto que contiene al menos un 85% de su relleno de látex.