¡Ya somos más de 700 mil usuarios únicos mensuales!.    Una publicación de hogarstyle.com
Zona Colchones

Colchones a base de viscoelástica

Colchones viscoelásticos

Colchones viscoelásticos

Tipos de viscoelástica: Existen dos tipos de viscoelástica: la viscoelástica de molde y viscoelástica transpirable o también denominada espumada. Esta última puede que sea más costosa pero presenta numerosas ventajas. La viscoelástica transpirable es más higiénica ya que se puede lavar y además se airea mucho más que la de molde. Cuando el núcleo del colchón esta constituido por viscoelástica transpirable trabaja mejor puesto que es mucho más adaptable y suelta más aire, logrando que las telas y los materiales de la funda no se deterioren.

Soportes para colchones: sin lugar a duda el mejor soporte para este tipo de colchones es un somier de plancha de madera, o alguna base cerrada que logre optimizar la traspiración, como lo es el sistema de Maya Thermofress.

Densidad de la viscoelástica: densidad no es sinónimo de calidad, existe colchones que tienen la misma densidad, y no son iguales en su calidad. El ejemplo más claro es la viscoelástica transpirable, esta es de alta calidad pero su densidad es menor porque tiene muchos más poros para respirar, mayor adaptación y recuperación.

Espuma Viscoelástica

El material y sus características:
La espuma viscoelastica es un producto relativamente nuevo tiene mucha aceptación por ser un material que permite que los colchones tengan una gran adaptabilidad al cuerpo. La espuma posee una campa inferior un poco mas ancha de alta densidad que otorga firmeza al conjunto. Su inserción en el mercado fue a través de la marca Tempur , este material era utilizado por la NASA para soportar la fuerza de gravedad.

Beneficios
La adaptabilidad del material viscoelástico descarta la presión del área de descanso sobre el cuerpo, logrando que el sueño sea más intenso. Los especialistas han podido comprobar que para tener un sueño saludable el colchón no debe ser ni muy blando ni muy duro.
El material viscoelástico está constituido por células abiertas que logran que el aire circule libremente garantizando higiene y debido a su tecnología y a su alta calidad que se adecua al cuerpo , a diferencia de otros que exigen al cuerpo la adaptación al colchón.

Colchones Alternativos

La opción del colchón inflable

La opción del colchón inflable

Actualmente el mercado nos ofrece una amplia variedad de colchones, de todos los materiales, tipos y tamaños; como los futones, los colchones de agua o los colchones inflables.

Los futones: ellos son pequeños y bajos colchones, habitualmente duros, (aunque existen de todo tipo de densidad) Los futones son usados tradicionalmente en Oriente, en Europa tienen poca aceptación ya que allí se prefiere los colchones más gruesos y mullidos. Este tipo de colchón es bastante saludable ya que ayudan a mantener una buena postura. Los futones están rellenos de lana, algodón, he incluso de látex.

Los colchones de agua: aunque no sean las más vendidas, las camas de agua son una de las opciones más saludables. Muchas tiendas de colchones ofrecen a sus clientes esta variedad de colchón ya que tienen muchos beneficios y su costo es relativamente económico y competitivo.

Colchones inflables: son una opción muy confortable, su uso es muy beneficioso, y verdaderamente ocupan poco espacio. Son ideales para camping o turismo residencial en cabañas. Existen muchas variedades en el mercado. La duración del mismo depende de su calidad y fundamentalmente de su cuidado.

Características y proceso de fabricación de colchones de espuma



Las espumas de colchones tienen una característica especial en su modo de fabricación. El proceso básicamente se trata de extraer un material líquido y gelatinoso al que, por medio de un sencillo paso, se lo insufla, consiguiendo que el mismo se transforme en una espuma que luego se endurecerá con resinas. Ellas serán quienes lo estabilizan dándole la forma de un bloque firme homogéneo, con un interior de burbujas de aire, lo que lo hará flexibles y resistentes.

colchón de espuma

Colchón de espuma

Del proceso de fabricado, de la calidad del material que se utiliza y de sus propiedades, dependerá que la esa espuma trabajada posea un resultado óptimo para ser usado en colchones. Las espumas se miden según su densidad y dependen indiscutiblemente de la cantidad de material que se usa. Por ejemplo, los colchones de espumas de poliuretano tienen una densidad de 40 kg/m3 , este verdaderamente tiene una dureza formidable, mientras que los colchones de latex que tienen una densidad de 65 kg/m3 son suave y delicados al tacto.

Tipos de colchones: viscoelásticos y látex

El interior de los colchones

El interior de los colchones

El colchón viscoelástico: está realizado de un material atérmico, esto significa que no transmite ni calor, ni frío. Se adapta fácilmente al peso y al calor corporal, y suministra una presión estable y pareja por todo el cuerpo, otorgando una sensación de ingravidez.

El viscoelástico tiene propiedades, únicas e innovadoras para calmar la presión del cuerpo. Este material condensado nace como consecuencia directa del programa espacial de la NASA, en los años sesenta, aunque fue a comienzo de los años 90 cuando los científicos consiguieron trascender este material para el uso cotidiano.

El látex: es un producto fabricado a partir de la savia del árbol “Hebea Brasilensis”. El elemento principal del látex se extirpa por incisiones en su corteza. Consecutivamente, la sustancia blanquecina, es acumulada y sometida a diferentes procesos que proporcionarán una mezcla espesa y elástica, que más tarde se transformará en el soporte para un descanso cómodo y enérgico. Gracias a su plasticidad y capacidad de reparación el colchón vuelve a su estado original sin deformarse independientemente de la presión que se le realice